Ibiza la gran decepción

Decepcionante, ese es el único adjetivo que se me ocurre para calificar mi estancia en la isla balear. Llegué casi por casualidad, unos amigos me convencieron para pasar una semanita de vacaciones y decidí que todos los prejuicios que tenía debía ver si eran reales o no y, por desgracia, se confirmaron todos.

Giris pasados de vueltas, españoles yonquis perdidos, música, perdón, un ritmo repetitivo y monótono, qué sólo se puede disfrutar si vas colocado, discotecas gigantes llenas a reventar por las que te hacen pagar un pastón por entrar para escuchar el mismo ritmo en todas su salas…

Una noche cualquiera en Ibiza sería algo similar a esto: llegas al puerto de Ibiza y desde que bajas de coche hasta que te sientas en algún bar a tomar algo eres atacado por decenas de representantes que intentan engatusarte entradas para sus discotecas, entradas que, todo hay que decirlo, son más baratas que en taquilla, en lugar de pagar 60€ acoquinas entre 30 y 45, sólo por entrar ya que en ese precio no va incluida una consumición. Si quieres beber puedes pedir en la barra una copa, la más barata te costará 15€, a mi me han llegado a cobrar 19€ por un cubata de Havana 7 con limón (la botella de Havana 7 en el supermercado vale 17€).

Pero bueno, se supone que son discotecas pijas y fashion, lo aceptas entras y ¿qué te encuentras? Que está plagada de garrulos que llevan todo el año ahorrando para desgastar su Visa en la isla, con alcohol y drogas, además de macharse en el gimnasio para poder lucir cuerpo, ya que no tienen nada más que ofrecer. Pero lo peor de todo es que después de pagar entre 60 y 30€ tienes que soportar que estos personajes drogados hasta las cejas se paseen sin camiseta por la sala paseándose como si fueran los reyes mientras tu tienes que soportar que pasen por tu lado restregando su puto sudor en ti.

Otra cosa que se me hizo gracia es algo muy curioso que me pasó en la discoteca Privilege, para entrar un segurata con cara de amargado te cachea, al verlo dije, no puede ser que te cacheen, quizá lo hagan para evitar que pasen droga, craso error, el motivo del cacheo era ver si llevábamos cámaras de fotos para que no las entrásemos, así los yonquis pueden entrar a la sala con su dosis y metérsela en medio del local a tu lado y sin que los seguratas hagan nada al respeto. Además también te ves obligado a responder millones de veces que NO TIENES DROGA o que NO QUIERES DROGA.

Total que tras ser atracado en la puerta para poder entrar, robado en la barra para poder beber, intoxicado con el ritmo monótono y repetitivo, tienes que soportar a centenares de yonquis que te rodean y golpean, mientras dan saltos descontrolados.

Eso sí, a pesar de la asquerosa fiesta que tienen, la isla como tal, playas y calitas debo reconocer que es de lo mejorcito que he visto.

Anuncios

Una respuesta a Ibiza la gran decepción

  1. CeCi dice:

    Pues menudo planazo….

    19 € la copa? menudo robo….

    El año que viene elige tu el destino 😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: