Girls Aloud – Out Of Control

octubre 29, 2008

¡Quinto álbum de estudio de Girls Aloud! Quién lo iba a decir hace unos años, cuando el grupo fue creado por la martingala musical que era Popstars: The Rivals, en el Reino Unido. Pero bueno, pongámonos en precedentes.

 

Año 2002. En pleno auge de los realitys musicales (por entonces estábamos con la resaca del boom de Operación Triunfo), y en un país en el que tanto estos programas como la industria musical gozan del prestigio que se merecen, se celebra la final de Popstars: The Rivals, que tenía como objetivo lanzar dos grupos: uno de chicos y otro de chicas. El de chicos, One True Voice, se comió los mocos nada más terminar el concurso, mientras que el de chicas, que formaron Cheryl Tweedy, Kimberly Walsh, Sarah Harding, Nicola Roberts y Nadine Coyle, llegó al número uno de la lista de singles británica con el sencillo “Sound Of The Underground”.

Todo apuntaba a que iban a ser unas one-hit-wonder más, pero tras ese primer éxito llegaron más, a saber: “No Good Advice”, “Life Got Cold”, “Jump”, “The Show”, “Love Machine”, “I’ll Stand By You”, “Wake Me Up”, “Long Hot Summer”, “Biology”, “See The Day” y “Whole Lotta History”. Todas estas canciones, en el 2006, fueron incluídas en el recopilatorio “The Sound Of Girls Aloud”, que también contenía uno de los mayores pelotazos del grupo, “Something Kinda Ooooh”. Era el cierre de una etapa que, para sorpresa de muchos, estuvo siempre marcada por el éxito.

Tras el Greatest Hits, que recomiendo a todo el mundo a quien le guste el buen pop, editaron, en 2007, “Tangled Up”. De ese disco se lanzaron “Sexy! No no no”, “Call The Shots” y “Can’t Speak French”, y se quedaron en el tintero auténticos temotos como “Close To Love”, que SIEMPRE debió ser single.

Ahora, un año después de esa oda al eurobeat que fue “Tangled Up”, Girls Aloud vuelven a la carga con un disco muy diferente, este “Out Of Control”. Vamos a desgranarlo:

1. The Promise. Primer single del disco, que se apunta a la moda retro que tenemos encima gracias/por culpa de Amy Winehouse, a la que se ha apuntado Duffy y tras la que van Sugababes con su Catfights & Spotlights. Sea como sea, es una canción inmediata, que poco tiene que ver con el sonido al que no tienen acostumbrados y que ha llegado al número 1 tan solo con descargas digitales. 8/10

2. The Loving Kind. Nada que ver con la canción que la precede. Muchos fans en diversos foros la consideran la versión 2.0 de “Call The Shots”. Está producida por los Pet Shop Boys y tiene cierto aire melancólico que, dicho sea, casa bastante con esos beats electrónicos que rodean a las voces. Para muchos es uno de los temazos del disco, pero yo creo que no acaba de despegar, y para “Call The Shots” ya tenemos la original. 7/10

3. Rolling Back The Rivers In Time. La cosa se pone interesante con este medio tiempo cuyo bucle musical tiene mucho de música de ascensor de hotel de 5 estrellas, muy en plan Gran Meliá Palacio de Isora (ver opinión del mismo autor, y arriba el product placement y el autobombo). La introducción de Nadine no está mal, y el estribillo es pegadizo y buenrrollista. Para mí, firme candidata a ser single. 9/10

4. Love Is The Key. ¿Qué pintan esas voces de ultratumba cantando Ave María? La de Bisbal no, faltaría… Esa introducción no pega en absoluto con el rollito del tema, que es muy country-campestre. Clara evolución del “Waiting” que metieron en “Chemistry”, y muy pegadiza. Para ponerse las botas, y a bailar en línea. 8/10

5. Turn To Stone. De nuevo música electrónica muy bailable, y por fin unas líneas para Kimberley como son bien merecidas. ¿Dónde se ha metido Nadine? Buen tema. 9/10

6. Untouchable. Otra de las favoritas de los fans, te lo juro por Popjustice. A Xenomanía, que están más pirados que la Milá presentando Gran Hermano, le da el venazo y se saca de la manga un tema dance de casi 7 minutos de duración. La verdad es que está muy bien pero con 4 minutos hubieran ido muy sobrados. 8/10

7. Fix Me Up. Otro tema en la línea de “Chemistry”. Suena muy a años 90 y podía pegar como cara B de algún single. Pero bueno, está escrito y producido por Xenomanía, lo que la hace pegadiza desde que era cigoto. Suena algo sucia, muy de borrachas en la barra de un bar, y prácticamente sólo cantan Sarah y Cheryl, excepto unas líneas al final que se reparten entre las otras 3. 6’5/10

8. Love Is Pain. Sigue el mismo estilo que “Turn To Stone”, y con eso lo digo todo. De hecho, son un poco intercambiables aunque las dos son buenas. 8/10

9. Miss You Bow Wow. Esto es Girls Aloud en estado puro. Frenetismo, miles de beats por minuto, frases aceleradas, repeticiones. Parece un estribillo constante. Buena, sí señor. 9/10

10. Revolution In The Head. Volvemos al sonido electrónico mezclado con guitarras y mucho hand-clapping para un tema que si está situado al final del disco es por algo, que no son tontunos. No deja de estar bien, claro, pero no es nada destacable. 7/10

11. Live In The Country. Xenomanía, no quiero más soniditos de vacas ni cabras en una canción, ni de Girls Aloud ni de nadie. 5/10.

12. We wanna party. Es el bonus track para Reino Unido, que digo yo, ¿cuántos discos deben vender fuera de allí a parte de los de 5 maricas mal contados? Que les apetecía meterla, y punto en boca. Hubiera quedado mejor publicada en el tiempo en el que podía tener su lógica, es decir, con el resto de “What Will The Neighbours Say”. Otro 5/10.

En conclusión, es buen disco que no tiene nada que ver con el anterior. No hay tanta Nadine como en los anteriores, y eso siempre es algo bueno, pero tampoco hay temazos bailables de los que están acostumbradas a darnos. Muy mal por eso, Alouds.

A parte de “The Promise”, a mi parecer, deberían ser singles “Rolling Back The Rivers In Time”, “Turn To Stone”, “Miss You Bow Wow” y “The Loving Kind”.

Creo que ya podemos ir terminando. Voy a evitar hablar de la portada por que no se merece ni que diga que es lo peor. Uys, ya lo he dicho. En fin…

Sale a la venta el 3 de noviembre.

Anuncios